octubre 3, 2022

SEQUIA - ESCASES - AGUA - DEFICIT DE AGUA - EMERGENCIA AGRÕCOLA - TERRENOS - TIERRA - PULSO - EMPRESAS Y MERCADOS - PAG014

Sólo lluvias por encima de media histórica, evitarán desabasto de agua en el estado, investigador de la UASLP

Compartir:

El Dr. Carlos Contreras Servín, profesor investigador adscrito al Laboratorio Nacional de Geoprocesamiento Fitosanitario y del área de climatología de la CIACyT, ofreció un panorama de la sequía en la entidad; manifestó que los registros de lluvia de los meses de junio, julio y agosto han estado por abajo del promedio, por lo que se espera para el mes de septiembre un aumento en las lluvias que recibe el estado.

“De no registrarse lluvias intensas en un volumen que supere la media histórica, las condiciones de sequía actuales, no solamente se agravarán en el presente año, sino que ponen en riesgo el abasto de agua para el estado de San Luis Potosí, por lo menos en el primer semestre de 2023”.

Mencionó que el fenómeno de La Niña está afectando desde hace dos años, por eso comenzaron a registrarse condiciones de sequía desde el año pasado. Hace un año resultó más afectada la Zona Huasteca y la Sierra Madre Oriental, actualmente como esas condiciones de sequía se han mantenido desde el 2021, se está afectando a todo el estado en diferente intensidad, sobre todo en la zona Centro y Media.

Reiteró que el mes de mayor intensidad de lluvia es septiembre, y el pronóstico es que sí se registrarán precipitaciones pluviales, pero se desconoce la intensidad. El Servicio Meteorológico Nacional asegura estarán dentro del promedio histórico, sin embargo, en octubre se considera disminuirán.

“En términos generales, si no recibimos lluvia en los siguientes dos meses de una intensidad que rebase la media histórica vamos a tener problemas con el abasto de agua potable para todos los sectores: agropecuario, industrial y población”.

Contreras Servín sostuvo que las lluvias que se han registrado no han sido suficientes para garantizar el abasto de agua del siguiente año, entonces si ese déficit de lluvia no mejora los siguientes dos meses ocasionará en el siguiente semestre del 2023 mayor sequía e incendios forestales considerables.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad