septiembre 27, 2022

Investigadores de la UASLP E IPICYT obtienen patente ante IMPI de proteína “AtFRDP2”

Compartir:

Un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica obtuvieron la patente “Proteína AtFRDP2 y planta transgénica que la contiene” emitida por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial para un periodo de 20 años, la cual podría aplicarse en la producción agrícola, la biología molecular y la biotecnología de plantas.

En entrevista, la Doctora Margarita Rodríguez y Domínguez Kessler, investigadora de la Facultad de Ciencias e integrante del grupo de trabajo comentó que la investigación se impulsó desde el año 2010 en el IPICYT, bajo la dirección del Dr. Juan Francisco Jiménez Bremont, quien cuenta con un Doctorado en biotecnología en plantas.

“Se comenzó a dar el desarrollo del conocimiento en torno a la proteína AtFRDP2 que es sumamente interesante dado que las plantas donde está presente generan hojas más grandes, mayor cantidad de biomasa y eso desde el punto de vista de desarrollo vegetal la hace interesante”, detalló la científica, tras puntualizar que tienen además un crecimiento acelerado.

Por su parte, la Dra. Azucena Ortega, investigadora de la Coordinación Académica Región Altiplano Oeste relató que el gen comenzaron a estudiarlo en una planta modelo, la “Arabidopsis thaliana” porque es pequeña y tiene un ciclo de vida corto, así como en hojas de lechuga y de frijol, donde observaron que también presentaban el mismo fenotipo de crecimiento acelerado y tolerancia al estrés, como sequía y salinidad.

Tras la presentación de sus resultados en diferentes foros y congresos e incluso platicando con diversos expertos éstos dieron la sugerencia de que se patentara dicha proteína porque el trabajo era prometedor. Así el equipo de investigadores conformado además por la Doctora Aída Rodríguez, que reside en Cuernavaca, el Dr. Pablo Delgado de la Facultad de Agronomía y el Doctor Sergio Rosales Mendoza de la Facultad de Ciencias Químicas de la UASLP, decide iniciar en 2016 el proceso ante el IMPI.

Para finalizar, la Doctora Margarita Rodríguez y Domínguez Kessler, señaló que se trata de una herramienta muy interesante “para seguir profundizando en los estudios en la biología vegetal… las plantas que contienen esta proteína generan mayor biomasa, y esto se le pudiera dar aplicaciones si se encuentran cultivos candidatos para su transferencia. En el grupo de trabajo se ha pensado en la parte forrajera o maderable y consideramos que pudiera ser benéfico e impactar a nivel de biotecnología de plantas o de agricultura”, concluyó.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad