septiembre 24, 2022

Proyecto para disminuir la producción de residuos plásticos sintéticos, primer lugar nacional en la FEMECI

Compartir:

La pasante del programa educativo de Química, Rosa Isela Gómez de la Torre, y los doctores Denisse Atenea de Loera Carrera, profesora investigadora de la Facultad de Ciencias Químicas, y Miguel Ángel Waldo Mendoza, director de Greennova, se hicieron acreedores al Primer Lugar Nacional en el Área de Ingenierías, categoría Educación Superior, de la Feria Mexicana de Ciencias e Ingenierías (FEMECI), con el proyecto “Influencia de la relación de antioxidantes en la estabilidad del poli (ácido láctico) en el reciclaje postindustrial”.

La Feria Mexicana de Ciencias e Ingenierías es convocada por la Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología (REDNACECYT), y realiza esta actividad con el objetivo de impulsar la investigación científica y tecnológica entre la juventud mexicana.

La estudiante Rosa Isela Gómez detalló que el proyecto contempla la continuidad, sobre todo ahora que ya se analizó la concentración óptima para el procesamiento; seguirían con estudios de cómo cambian o cómo se mantienen las propiedades mecánicas del material, a partir de ahí podría realizarse a escala, tomando en cuenta las decisiones de la empresa Greennova que trabajó en colaboración con la Facultad de Ciencias Químicas.

Indicó que el principal objetivo del proyecto es buscar materiales amigables con el medio ambiente. Cuando inició el proyecto se pensó trabajar en una comparación sobre el polietileno y el poliácido láctico para conocer su degradación y si funcionaban los aditivos que añadían.

“Empezamos a trabajar con el poliácido láctico y nos pareció interesante la manera como se comportaba. Entonces, surgió la idea de ocupar diferentes concentraciones y proporciones para mejorar las propiedades de resina, con la intención de sustituir en algunas de las aplicaciones a los plásticos convencionales que tardan más de 500 años en degradarse”.

Finalmente, Isela Gómez de la Torre dijo que recibir la noticia del primer lugar a nivel nacional la tomó por sorpresa, “había importantes proyectos de otros estados del país. Afortunadamente tuvimos la gran oportunidad de obtener el reconocimiento para la universidad”.

La doctora Denisse Atenea de Loera Carrera explicó que este proyecto trato de agregar algunos aditivos a un polímero biodegradable que es el ácido poliláctico, este al ser degradable en los últimos años ha tenido auge utilizado para las bolsas biodegradables de material delgado.

“La desventaja del ácido poliláctico está en sus propiedades que no son favorables, al agregar estos aditivos mejoramos esas propiedades mecánicas para que puedan utilizarse en otro tipo de procesamientos; además estabilizamos las propiedades térmicas y mecánicas durante el reciclaje”.

La catedrática investigadora señaló que al agregar aditivos antioxidantes al ácido poliláctico se pudo reciclar hasta cinco veces, dando mayor tiempo de vida a este polímero biodegradable. La ventaja es que después de ese tiempo de uso la degradación será rápida a diferencia de otros polímeros como el polietileno.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad