septiembre 24, 2022

Instituto de Física de la UASLP tendría primer producto en México basado en tecnologías cuánticas

Compartir:

El Instituto de Física, Campus Pedregal, alberga en sus instalaciones el Laboratorio de átomos fríos y Unidad de sensores cuánticos LANMAC, donde se analizan problemáticas relacionadas con exploración subterránea, monitoreo de riesgos sismológicos, vulcanológicos o estructurales y aplicaciones de navegación, a cargo del profesor investigador Dr. Eduardo Gómez García.

El científico de la UASLP explicó que en este laboratorio se trabaja en la manipulación de átomos utilizando láseres para convertir en sensores sensibles, en particular, sensores de la aceleración gravitacional llamados gravímetros.

Dicho dispositivo lo que hace es medir la aceleración gravitacional localmente para determinar la masa que rodea este tipo de sensores que reúne múltiples aplicaciones relevantes, como son las aplicaciones de exploración subterránea sin necesidad de perforar, explotación de recursos, por ejemplo, de agua, y saber qué pasa con este líquido en el subsuelo, monitoreo de riesgos de tipo vulcanológicos, sismológico o estructural.

“Por ejemplo, si hay una cavidad que pueda convertirse en un socavón este tipo de dispositivos ayudan en esos estudios, cuenta con aplicaciones para cuestiones de navegación, y, además, se tiene proyectado puedan ser utilizados para saber dónde está uno dependiendo de los mapas gravitacionales”.

El laboratorio de átomos fríos y Unidad de sensores cuánticos LANMAC inició proyectos en el 2007, logrando la colaboración con otras dependencias de la UASLP, por ello, se integró una cátedra Conacyt al Instituto de Física, el doctor Alexander Franco Villafañe. Y hace cinco años comenzó la colaboración para la construcción del gravímetro atómico portátil, participando la UNAM, el Cinvestav, la Universidad Autónoma de Sinaloa, y el Centro Nacional de Metrología (CENAM).

“Dentro de poco esperamos mostrar un prototipo que pueda ser llevado a mediciones de campo para utilizar en aplicaciones; estamos trabajando en otro tipo de gravímetro basado en sistemas microelectromecánicos, en colaboración con la Universidad Autónoma de Sinaloa y el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (CIDESI), en Querétaro”. 

Dijo que, a parte de estos proyectos, en el grupo se trabaja en dirección de encontrar maneras para simplificar la manipulación laser de átomos que ha permitido abrir el mercado emergente de las tecnologías cuánticas y muchos países se han tomado en serio invirtiendo grandes cantidades para desarrollar en el tema.

“En estas tecnologías de sensores sensibles, un ejemplo es el gravímetro atómico, con este proyecto estamos encontrando una vía en la que el país puede entrar a este mercado emergente, y dentro de la colaboración Grávico del Instituto de Física tendría un primer producto hecho en México basado en tecnologías cuánticas”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad